¿Cómo poder lograr un aumento en la productividad laboral de tus empleados?

¿Cómo aumentar la productividad laboral en los espacio de trabajo? Es una de las interrogantes que muchas organizaciones y empresas se hacen y uno de los problemas que más les preocupan. Conocer ciertos tips o consejos para poder lograr este aumento en la productividad puede ser la clave para un futuro profesional rentable para los empleados y la empresa.

Un espacio de trabajo bien diseñado, planificado y ejecutado puede llegar a convertirse en un arma muy poderosa para fomentar el rendimiento y la productividad. Un buen diseño de oficina que ayude a mejorar la productividad también favorece la salud y el bienestar de los empleados.

Por lo cual enlistaremos una serie de aspectos a considerar al momento de crear espacios de trabajo que garanticen el aumento de la productividad.

Temperatura.-

Esta demostrado que la temperatura óptima para poder trabajar confortablemente en una oficina es de 23° a 25°, unos grados más arriba o más abajo, pueden tener repercusión de manera negativa sobre la productividad. Permitir que cada espacio cuente con su propio control remoto facilitará el confort térmico de los trabajadores.

En TCL Aire Acondicionado contamos con una amplia gama en equipos de aire acondicionado en modalidad inverter que te ayudarán a mantener un confort térmico óptimo mientras ahorras energía. Contamos con 2 gamas inverter para tus espacios de trabajo, la de 16 SEER de eficiencia, disponible en modalidad solo frío y frío/calor, con equipos que van desde los 12,000 hasta los 36,000 btus, también contamos con equipos de 23 SEER de eficiencia, disponible en modalidad frío/calor en capacidades únicamente de 12,000 btus.

Calidad del aire:

Siempre que sea posible, es recomendable abrir las ventanas como mínimo tres veces al día para renovar el ambiente en el espacio de trabajo. Por otro lado, la incorporación de plantas contribuye a filtrar el aire y a proporcionar oxígeno.

Iluminación

Contar con un espacio de trabajo bien iluminado disminuirá la fatiga de los trabajadores. Siempre que sea posible, se debe fomentar la luz natural, ya que permite un mejor descanso. Si no es así, es recomendable hacer pausas cortas frecuentes en el exterior. Por otro lado, es importante colocar los puestos de trabajo de forma que se evite cualquier deslumbramiento o reflejo por parte de las distintas fuentes de iluminación.

Color.-

El color en los espacios se debe de utilizar no basado en tus preferencias personasles y gustos, se debe usar para diferencias espacios y facilitar el flujo de personas por los distintos ambientes. También se pueden utilizar los colores claros para aumenta la sensación de luz natural.

Las oficinas que incorporan colores que se asemejan al entorno natural, tales como el verde, el azul o el marrón, tienen un impacto positivo sobre el bienestar de los empleados. Por el contrario, el uso de los blancos y grises tiene un impacto negativo en los niveles de estrés. En definitiva, la forma en que se utilice el color no es un tema menor dado que puede alterar completamente la apariencia del espacio y, al mismo tiempo, influir en el estado de ánimo y la creatividad de las personas.

Rudio.-

El ruido en oficinas y centros de trabajo tiene consecuencias directas sobre el rendimiento del trabajador. La más inmediata es la reducción de su concentración. Los trabajadores expuestos a ruidos continuos en su lugar de trabajo son menos efectivos en sus tareas laborales.

Sin embargo, ese no es el principal problema. Una persona puede permanecer en su espacio de trabajo más de ocho horas diarias, lo que supone más de 40 horas semanales y más 160 mensuales. Esos trabajadores expuestos durante tantas horas a altos niveles de ruido pueden sufrir también problemas de salud.

Mobiliario.-

Un mobiliario adecuado a las necesidades del trabajador y a la labor que desempeña le garantizará una buena higiene postural y un entorno más confortable que facilitará el rendimiento. Por ello, es importante garantizar un mobiliario adaptado ergonómicamente a cada caso: silla correctamente regulada, pantalla alineada a la altura de los ojos, etc.

Comunicación:

Una buena comunicación a todos los niveles genera una mayor satisfacción del trabajador. En este sentido, disponer de salas y espacios adecuados para favorecer la comunicación, equipándolos si es necesario con máquinas de café/te, y fomentar su uso de forma racional, ayudará a fortalecer las relaciones laborales y a incrementar la productividad.

Espacio.-

Se debe procurar que el puesto de trabajo tenga unas dimensiones suficientes y esté acondicionado de tal manera que haya espacio para permitir los cambios de postura y movimientos necesarios.

 

%d bloggers like this: